Tipo de búsqueda

B2G

Razones por las que los emprendedores deben conocer las SPACs

emprendedores

Llegar al mercado bursátil es el sueño de muchos emprendedores. Desde los primeros años de su empresa, ven la “salida” a bolsa como objetivo anhelado, pero lejano

No obstante, muchos de ellos no concretan esta meta y nada tiene que ver con un mal modelo de negocio o con bajas proyecciones de su empresa; sino con el desconocimiento sobre los vehículos adecuados para su empresa.

El modelo SPAC o de “cheque en blanco” ha experimentado un boom en Estados Unidos y otras regiones del mundo durante los últimos años, debido a que ha impulsado la bursatilidad de las empresas, en particular de las startups. Tan solo en 2021, de acuerdo con cifras de Nasdaq, 613 empresas se listaron en Wall Street por medio de este mecanismo y recaudaron 145 mil millones de dólares.

“Esta tendencia representa una alternativa eficiente al proceso de Oferta Pública Inicial tradicional, pero también significa acompañamiento y asesoramiento integral por parte de empresarios y expertos que forman parte del proyecto y que, con su expertise, pueden ayudar a expandir el negocio”, señala Guillermo Cruz, managing partner de Maquia Capital, grupo financiero especializado en activos alternativos y fondos de inversión que busca la bursatilización de empresas mexicanas y latinoamericanas.

Las SPAC están rompiendo el viejo paradigma de que para cotizar en los mercados bursátiles se requiere de grandes empresas y con muchos años de experiencia.

“Lo cierto es que estos vehículos están apostando por modelos innovadores que tienen todo el potencial de crecimiento y, además, les brindan herramientas para que este crecimiento se materialice; de ahí la importancia de que los emprendedores conozcan las opciones a futuro que hay para sus empresas”, añade Jerómimo Peralta, managing partner de Maquia Capital.

De acuerdo con los expertos del grupo financiero, estas son cuatro razones por las que los emprendedores deben de conocer este modelo:

1.- Asesoramiento integral. La relación entre una startup y un SPAC busca conjugar lo mejor de los dos mundos: un negocio escalable, con estructura sólida y promisorio con la experiencia y conocimiento de mercado de inversionistas expertos.

Tras el proceso de fusión, managers, ejecutivos y founders con mucho recorrido en la industria pueden liderar la solidificación de la compañía en temas fiscales, legales, mercantiles, implementación de mejores prácticas, entre otros.

2.- Mayor margen de negociación. Durante una Oferta Pública Inicial (OPI) tradicional, los reguladores prohíben hablar de ciertos temas, lo cual inhibe la participación de inversores o reducir sus montos. En cambio, por medio de este modelo, la SPAC y la empresa objetivo negocian de forma privada los términos de adquisición o fusión. Esto permite centrarse en el futuro y fijar un precio que le convenga más a ambas partes.

3.- Reducción de costos. Cuando una empresa es adquirida o se fusiona con un SPAC, ésta aparece en la bolsa de valores en una fracción de tiempo que por la vía tradicional. La eficiencia de este proceso permite la reducción de costos relacionados con una OPI tradicional, como la presentación del proyecto a diversos inversionistas.

4.- Acceso a financiamiento. El modelo de SPAC impulsa a este tipo de empresas en su crecimiento. Por medio de la salida a bolsa, las startups o compañías con un perfil innovador tienen acceso a financiamiento constante con el que pueden continuar su desarrollo e implementar nuevas soluciones para el mercado.

TAMBIÉN PUEDES LEER: PARA AUDI, LA FÓRMULA E SERÁ UNA CARRERA EN CASA
Tags: