Tipo de búsqueda

Este Día Mundial de la Energía racionaliza su uso

Energía Solar Energías Verdes

Este Día Mundial de la Energía racionaliza su uso

Día Mundial de la energía

Además de afecto, globos y dulces, el 14 de febrero también se conmemora el Día Mundial de la Energía como una invitación a la importancia de racionalizar su uso

Desde 1949, el 14 de febrero se conmemora el Día Mundial de la Energía. El objetivo principal es crear conciencia respecto al uso racional y cuidado de la energía en nuestra vida cotidiana.

La energía es esencial para el desarrollo social de un país, de ella dependen su crecimiento económico y la calidad de vida. Es la luz que ilumina nuestros hogares y exteriores, el calentamiento y acondicionamiento de nuestras casas, el transporte de personas y mercancías, la obtención de alimento y su preparación, entre otras actividades.

Según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), más de un tercio de la población mundial no tiene acceso a las formas avanzadas de energía. De ahí la trascendencia de la conmemoración para hacer conciencia de este día.

La energía influye en el cambio climático del que estamos siendo testigos. Pero también está íntimamente ligada a otros factores que pasan desapercibidos como el empleo, la seguridad, la producción de alimentos o el aumento de los ingresos.

La energía es el centro de casi todos los retos y oportunidades a los que hace frente el mundo actual. Por ello, conseguir acceso universal y llevarlo a cabo de forma sostenible es muy importante para el desarrollo de nuestra sociedad. De esta forma, la transición hacia un modelo energético sostenible debe convertirse en una prioridad para empresas y organismos políticos.

Energía asequible, un objetivo mundial

Existen 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) interconectados para lograr un futuro mejor y más sostenible, planteados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con miras a llevarse a cabo en 2030. El objetivo número 7 consiste en garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos. Para lograrlos se plantearon 5 objetivos:

  1. Aumentar considerablemente la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas.
  2. Duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética.
  3. Aumentar la cooperación internacional para facilitar el acceso a la investigación y la tecnología relativas a la energía limpia y promover la inversión en infraestructuras energéticas y tecnologías limpias.
  4. Ampliar la infraestructura y mejorar la tecnología para prestar servicios energéticos modernos y sostenibles para todos en los países en desarrollo.

¿Asequibilidad?

La asequibilidad exige que todas las personas tengan acceso a un suministro de agua, a servicios de saneamiento y a instalaciones higiénicas. Sin embargo, de acuerdo con la ONU, la asequibilidad es inútil si no hay un suministro fiable de energía. En muchos lugares del mundo en desarrollo, las fuentes de energía suelen ser escasas y el suministro es intermitente. Hoy día, el 20% de la población mundial sigue sin tener electricidad y una proporción aún mayor sufre cortes de electricidad persistentes.

En 2012, el descomunal apagón de alcance nacional que se produjo en la India afectó a casi 700 millones de personas, paralizó los sistemas de transporte y comunicación y ocasionó un número aún desconocido de víctimas mortales. Este desastre se debió no solo a problemas de abastecimiento, sino también a la mala gestión y al subdesarrollo de la infraestructura energética.

Por tanto, la actividad económica básica se sustenta en un suministro constante, una gobernanza firme y un sistema de distribución eficiente y estable. De ahí que la fiabilidad de la energía tiene múltiples dimensiones socioeconómicas.

Descarbonización

Actualmente, 80% de la energía se produce a partir de combustibles fósiles. La generación de energía por fuentes no renovables como el petróleo, carbón y gas han provocado grandes impactos negativos al medio ambiente, al emitir gases de efecto invernadero se agudiza el cambio climático.

Por lo que la energía renovable es la respuesta necesaria. Es una pieza fundamental para frenar el cambio climático, evitando el aumento de la temperatura en el planeta, lo cual conlleva a un gran riesgo para las personas, los animales y las otras formas de vida que habitan la tierra.

En los países de América Latina y el Caribe las energías renovables aportan un 33% del suministro total de energía, un número mucho más alto que la media global (13%). La transformación de la matriz energética hacia un sistema más sostenible es muy importante para conseguir incrementar el bienestar.

Este 14 de febrero tú puedes demostrar el amor por nuestro planeta adoptando medidas y hábitos de uso eficiente de la energía eléctrica en tu vida cotidiana. Si quieres conocer cómo ahorrar energía en casa da clic aquí.

TE PUEDE INTERESAR ♦ Destinarán 4 parques industriales a la generación de energía eléctrica eólica en el Istmo

 

Tags: