Tipo de búsqueda

The GreenSide

Incrementa el calor los riesgos laborales

calor

Está comprobado que el calor acentúa los riesgos laborales y debemos estar preparados para ello

Mikel Cearsolo

CEO Ludus Global

Al cumplirse 39 minutos del primer tiempo del partido entre Estados Unidos y Portugal, durante la celebración del Mundial de futbol de Brasil, en 2014, el árbitro hizo sonar su silbato para detener el partido momentáneamente.

Por primera vez en la historia de este deporte, se hizo una pausa de tres minutos para que los jugadores pudieran hidratarse.

La temperatura había llegado ya a 32 Co y, debido a medidas acordadas previamente por la FIFA, no se arriesgaría la salud, ni afectaría el desempeño de los deportistas debido a condiciones adversas del clima.

Los deportistas no son a los únicos que tenemos que cuidar del calor extremo

En general, el mercado laboral está enfrentando los estragos del Cambio Climático en el rendimiento de los trabajadores.

Se estima que, a raíz de esto, más del 2 por ciento del total de las horas laborales en el mundo se esfumen cada año, luego de que el clima será muy caliente para trabajar o porque los trabajadores tendrán que laborar a menor ritmo.

En países de sur de Asia y del oeste africano, la productividad podría caer hasta 5 por ciento, como parte de los incrementos de temperatura1.

Se rompen récords en 2022

Los registros de olas de calor en 2022 batieron muchos récords y algunos analistas vaticinan escenarios no tan halagüeños para los próximos años.

Literalmente, en Inglaterra se registraron incendios, se deformaron vías férreas, y se derritieron carreteras y pistas de aterrizaje.

Luego de superar los 40 Co, los ingleses declararon la primera alerta en su historia, producto del calor extremo. Y como este caso, podemos hablar de:

  • Italia
  • España
  • Estados Unidos
  • Y, desde luego, México (especialmente en el noroeste, regiones donde hay una alta producción agrícola e industrial).

Los expertos coinciden en que la temperatura ideal para trabajar es de entre 21 y 23 Co, siendo este rango el empleado por la mayoría de los edificios de oficinas para mantener al personal cómodo y con menos estrés.

En verano, cuando el clima supera los 30 Co, podría regularse el aire acondicionado hasta en 25 Co para no generar cambios tan bruscos cuando las personas entran o salen de los inmuebles.

La temperatura no siempre es tan fácil de ser regulada para todos los trabajadores

Por ejemplo, en las plantas industriales existen limitaciones debido a las dimensiones de las naves industriales, y a la operación de maquinaria y equipos periféricos.

Ni hablar del caso de personas que realizan trabajo de campo y cuya exposición en el exterior es “de sol a sol”.

Un estudio de Harvard T.H. Chan School of Public Health2 demostró el detrimento de los efectos cognitivos en estudiantes que se encuentras en habitaciones más calientes.

Es un estudio que vale la pena revisar con cuidado, en el que, entre otras cosas, se realizaron diversas pruebas durante olas de calor y los estudiantes sin aire acondicionado presentaron déficits de hasta 13 por ciento; tanto en habilidades aritméticas como de percepción de colores.

Este tipo de reacciones aletargadas, trasladadas a un ambiente laboral, muestran afectaciones en la salud y en la seguridad de las personas, pues impactan de manera negativa en aspectos cognitivos y de toma de decisiones.

Hecho que pone en riesgo la productividad y expone a riesgos y accidentes a los trabajadores, de acuerdo con la International Labour Organization (ILO), en un estudio que también admite que aún se conoce muy poco sobre los efectos de la temperatura en la seguridad de los lugares de trabajo.

Estos estudios muestran que el promedio del índice de lesiones de trabajadores de áreas de almacenes es cuatro veces mayor que aquellos que trabajan en bienes raíces y 18 veces mayor que aquellos que se desempeñan en áreas financieras.

Cuando hace calor, ¡es mucho más seguro estar en un escritorio que cerca de un montacargas!

Según el investigador Jisung Park, de la Universidad de California, en Los Ángeles; los peligros del calor extremo van más allá de la deshidratación y el cansancio, y provocan el incremento de accidentes tales como:

  • Caídas de escaleras
  • Atropellamientos (en el exterior o por vehículos empleados dentro plantas y almacenes)
  • O incidencias con maquinaria3

Definitivamente, con las olas de calor que están afectando el hemisferio norte de nuestro planeta, la concienciación y la implementación de medidas que mitiguen el estrés será fundamental para garantizar la productividad y la seguridad de los trabajadores.

La ILO advierte de la necesidad ofrecer capacitación al personal para que entiendan cómo las altas temperaturas afectan su salud y los ponen en riesgo, y cómo pueden prevenirlo.

Existen medidas concretas para evitar accidentes laborales, como el hecho de establecer programas en los que los trabajadores siempre estén acompañados cuando vayan a estar expuestos a temperaturas muy altas.

Además de que sugiere adiestrarlos para que identifiquen síntomas de males relacionados con el calor, así como los riesgos inherentes a sus funciones o entornos laborales.

No es lo mismo trabajar en el campo, a la intemperie, en un vehículo, en una fábrica, en un almacén o en una oficina. Todos tienen sus peculiaridades y nivel de riesgos.

Si no comenzamos a tomar en serio la relación entre el incremento de ondas de calor extremo, y la seguridad y salud de los trabajadores, estaremos exponiendo, de manera incremental, su salud e incluso sus vidas.

Les invitamos a tomar el primer paso para cuidar a sus trabajadores con las capacitaciones inmersivas de realidad virtual que ofrecemos en Ludus Global.

Más vale poner los riesgos de trabajo en la congeladora.

TAMBIÉN PUEDES LEER: CÓMO PRODUCIR ENERGÍA Y REDUCIR LA CONTAMINACIÓN GENERADA POR PLÁSTICOS
Tags: