Tipo de búsqueda

Impulsan automoción verde con normativa Euro7

...
Automotriz Internacional

Impulsan automoción verde con normativa Euro7

autobús eléctrico Monterrey


Europa sigue avanzando de manera acelerada respecto a Latinoamérica, en 2027 entrará en vigor la normativa Euro7 que afectará a las emisiones de los vehículos. Los consumidores se beneficiarán de vehículos más limpios y eficientes que contribuirán a una mejora significativa en el medioambiente

Euro 7 es la séptima generación de regulaciones de emisiones para vehículos que la Unión Europea lleva poniendo en marcha desde 1992. Su principal objetivo es reducir aún más las emisiones contaminantes de los vehículos, incluyendo óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas finas. También alcanzar el objetivo de que en 2035 todos los turismos nuevos y los vehículos comerciales ligeros sean neutros en emisiones de CO2, ya sean eléctricos, de hidrógeno o biocombustibles.

La normativa Euro7 fue elaborada por la Comisión de Medio Ambiente. Se aprobó en septiembre por el Parlamento Europeo con 329 votos a favor, 230 en contra y 41 abstenciones.

Estándares más rigurosos

Una de las características destacadas de esta nueva normativa es la imposición de estándares más rigurosos en términos de emisiones de gases contaminantes. Un hecho que afectará a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) ya que el exceso de gases contaminantes es la tercera causa de rechazo en las inspecciones.

La norma obligará a los fabricantes a mantener este nivel de emisiones durante diez años o 200,000 kilómetros; mientras que para camiones y autobuses la obligación será de 15 años o 700.000 kilómetros.

“Lo que se seguirá observando es que al usuario cada vez se le ofrecerán menos vehículos diésel, pero no debería notar cambios sobre los de gasolina”, señala María José Moral, profesora titular de Economía Aplicada en la UNED e investigadora del instituto de investigación Funcas. Tanto los vehículos ligeros como los pesados deberán estar equipados con sistemas de monitorización de las emisiones a bordo.

En cuanto a las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOX), los de gasoil tendrán que rebajar sus emisiones de los 80 mg/km máximos a los 60 mg/km. Los vehículos de gasolina, al estar ya sujetos a este límite, no están obligados a hacer ningún ajuste. Respecto al monóxido de carbono (CO), los motores de gasolina están sujetos a un límite de 100 mg/km de CO. Con esta legislación deberán rebajarlo a la mitad, mientras que los propulsores diésel ya cumplen con este requisito.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) calculó que los fabricantes tendrán que invertir unos 2,000 euros por coche, alrededor de diez veces más del cómputo de la Comisión Europea.

“El precio final subirá por los costes de producción, pero la cifra alcanzará un término medio”, indican Carlos Morales, investigador de la Universidad Pontificia Comillas, y Marta Revuelta, investigadora en Medioambiente, del mismo centro académico.

Los dos académicos coinciden en que la implementación de normativas más estrictas presenta desafíos para la industria, pero también abre nuevas oportunidades: “Los fabricantes deberán invertir en investigación y desarrollo para cumplir con los estándares de Euro 7, lo que acelerará la innovación en tecnologías de bajas emisiones”.

TE PUEDE INTERESAR ♦ Se disparan puntos de carga de vehículos eléctricos en Reino Unido

 

Tags: