Tipo de búsqueda

...
B2G The Art of Living Wellness

¿Será posible un crédito en pareja?

pareja


Febrero es el mes del amor por excelencia y por ello es necesario que recuerdes lo importante que es tener metas como pareja, las cuales pueden generar un sentido de propósito compartido: remodelar el cuarto del bebé, amueblar su primer depa, iniciar con el negocio de sus sueños y más

Objetivos diferentes

Cada pareja tiene objetivos diferentes y con ello vienen distintas maneras de llevarlos a cabo, entre ellas se encuentran los créditos financieros formales a los cuales sólo 19.3 millones de mexicanos han accedido, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF)[1].

Pero, ¿cómo sé si es posible compartir un crédito con mi pareja? ¿Qué debo analizar antes de tomar este paso? No te preocupes, desde DiDi te tenemos cubierto.

Consejos de DiDi

  • Ve por el sí. El paso básico es platicar con tu pareja sobre la idea de mezclar y hablar abiertamente sobre sus finanzas. Antes de tomar una decisión, recuerda que la base está en la comunicación, pregunta a tu pareja sus opiniones y sentimientos al respecto.
  • Honestidad al 100. Si obtuviste un sí, ya las llevas de ganar, ahora lo siguiente es evaluar la situación financiera independiente y compartida. Revisen sus pagos fijos y deudas, a cuánto ascienden y de dónde vienen; además de compartir información sobre sus ingresos cómo y cuándo los obtienen, y a dónde los destinan.
  • ¿Cuál elegimos? Busca alternativas de créditos que se ajusten a lo que necesitan, por ejemplo, rapidez para aplicar; así como las tasas de interés, o si hay o no revisión del historial crediticio. También es importante evaluar que los productos incluyan varias opciones de pago, que sea digital y de fácil acceso.
  • Y la que planifique. Si ya han elegido un producto que les convenga, deberán hacer un plan que contemple quién será el solicitante; conocer términos y condiciones; cada cuándo deben pagar; quién recaudará el dinero de ambos para los pagos, y cuánto aportarán al mes.

En este punto es clave aplicar el concepto de “equidad financiera”, que básicamente describe el no tomarse tan en serio lo de “vámonos a mitades” y hacer una división equitativa de los gastos.

Lo mejor para el bienestar financiero de ambos es que cada uno, dependiendo de cuánto gana, aporte de manera proporcional para pagar la deuda. Será muy importante que ambos sean responsables en el manejo y pagos del crédito.

No tengan miedo de continuar explorando diversas opciones para lograr sus objetivos, ya sea en pareja o de manera independiente. Sin embargo, es sano que ambos tengan esa libertad de traer estos temas a la mesa con sinceridad sobre su situación financiera y el deseo de lograr cosas juntos.

Referencia

[1]  Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2021, por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

TE PUEDE INTERESAR ♦ Greentology edición 22 – febrero 2024

Tags:

También te puede interesar