Tipo de búsqueda

El baño camaleónico que beneficia a la Tierra

...
agua Circular Economy

El baño camaleónico que beneficia a la Tierra

baño seco


La composta de un baño seco fertiliza de manera natural las plantas, los árboles y los bosques, con ello reduce los desechos orgánicos que generan los humanos y que, a la postre, contaminan los cuerpos de agua.

La economía circular es el parteaguas de múltiples soluciones al Cambio Climático. De ahí que Jeinny Solís fundó WCEco en 2018, dándole a la excreta producida por los humanos un cauce compostable para los bosques, a través de baños secos tanto instalados en el hogar como en eventos al aire libre.

Si una persona puede producir casi 4 toneladas de excrementos a lo largo de su vida, y la humanidad en su conjunto genera alrededor de 300 millones de toneladas de heces cada año -según las Naciones Unidas-, esto representa un avance significativo hacia una transición hídrica, la disminución de la contaminación del agua y contra las crecientes sequías.

Solís cuenta que los baños secos de WCEco no utilizan una gota de agua: “Lo que nuestra empresa hace es que somos suelo fértil y proporcionamos salud a los humanos, dado que es un sistema sanitario completamente eficiente, respetando el agua”.

El objetivo de WCEco es tener 30 millones de baños secos instalados porque hay 30 millones de hogares en México. “Consideramos que nunca debería de haber un lugar donde se use el agua como banda transportadora de excretas. El agua es el elemento más valioso y es increíble que lo usemos de esta manera; sólo debería usarse en lo necesario como comer, bañarte, cocinar, etcétera. Nunca debería usarse como banda transportadora de excretas”.

Seis estados se sumaron

Ante la diversidad de impedimentos, Jeinny desarrolló un servicio de recolección domiciliaria: van a tu casa, te llevan cubetas limpias y aserrín, recuperan tus cubetas llenas y las llevan a procesar. Este servicio se brinda en nueve ciudades de la República Mexicana: Oaxaca, Monterrey, Guadalajara, Toluca, Puebla, Cuernavaca, Querétaro, Ciudad de México y Estado de México.

Todo los residuos orgánicos se procesan localmente en cada una de las localidades mencionadas, salvo en Ciudad de México y Estado de México. “Si no puedes compostar tu misma, nosotros podemos hacerlo por ti”, señala la empresaria.

El baño seco portátil instalado no emite hedores como en otros baños convencionales portátiles al aire libre. Además, no se ven excretas cuando te acercas al retrete, solamente una capa de aserrín, un antibacterial y papel higiénico de origen reciclado.

“No es asqueroso porque sólo levantas la tapa de la taza, hay una cubeta adentro, esa cubeta se saca, se cierra con su tapa normal -son cubetas herméticamente cerradas-, nosotros recogemos y hacemos este procesamiento y tu vuelves a poner otra cubeta limpia que se inicia con una capa de aserrín”, comenta Jeinny Solís, quien se inspiró al vivir en una ecoaldea, donde resolver el tema del drenaje se volvió una necesidad.

Jeane Solís fundadora de WCEco, BAÑOS SECOS

Jeane Solís fundadora de WCEco.

El inódoro también recibe el papel, adicional a todos los ma- teriales que vienen de fluidos del cuerpo, fluido nasal, orina, excremento, vómito, diarrea, cabello, los cuales se convier- ten nuevamente en nutrientes para la tierra.

Sin leyes con obligatoriedad

Cabe mencionar que en México no hay nada que obligue a los prestadores de servicios de baños públicos a tratar los residuos. De acuerdo con la empresaria, legalmente deberían tener una planta de tratamiento, pero no hay nada que los presione. Por lo que el 98 por ciento de los materiales que se extraen de los baños químicos terminan en terrenos, ríos o en lagos, causando contaminación.

Algunos de los componentes de estos químicos que usan para disimular olores son precursores de cáncer y de cosas muy terribles. El hecho de que estemos contaminando suelos, ríos y lagos con estos materiales que al final terminan en el mar, genera que en el camino se hayan contaminado las únicas fuentes fáciles de agua para los humanos, que son las que están en ríos y lagos.

Desechos que nutren los suelos del bosque

El material que se recupera de estos eventos y de todo el servicio proporcionado por los baños secos, “pasa por un proceso de composta aeróbica pasiva que dura un año y al final del año se utiliza todo esto para reforestar. Tenemos varios proyectos de reforestación, principalmente con bosques comestibles, donde se está reutilizando todo el material”, explica la ecoempresaria.

Uno de los proyectos de reforestación se encuentra en el Estado de México, en la zona de Jilotepec, se llama “Granja Beró”. Ahí, WCEco tiene un proyecto de reforestación muy interesante en colaboración con varias universidades, entre ellas la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Actualmente se está haciendo lo que se conoce como caracterización de la zona, es un estudio de saber qué flora y fauna hay en el lugar para restaurar con los elementos más adecuados”. Se está investigando el impacto que está teniendo el proyecto sobre el terreno, “en un par de años podremos tener ya un poco más de información de cómo está impactando positivamente este proyecto en el área”, dijo Jeinny Solís.

Economía circular total

A parte de que WCEco incluye la excreta humana a un proceso natural, todos sus muebles están hechos con 60 por ciento de contenido de reciclado de plástico con una vida útil de 25 años y reciclables al 100 por ciento al final de su vida útil.

“Por ejemplo, todas las cubetas que utilizamos son recuperadas de la industria principalmente alimenticia y de belleza”. En tanto que, las cubetas que se rompen pasan a ser contenedoras de herramientas o ese tipo de cosas hasta que ya no hay manera de reutilizarlas, asegura la entrevistada.

Todos los empaques que ocupan son de cartón y las personas usuarias tienen la opción de decidir cuando se le entrega si quiere quedarse con la caja o devolverla; si la devuelve, se reutiliza en el envío.

Asimismo, agrega la emprendedora mexicana, “el papel que utilizamos es uno que viene del reciclaje de Tetrapak, el cual tiene tres componentes: plástico, aluminio y cartón. El plástico y el aluminio se utilizan para hacer láminas acanaladas térmicas que sirven para techos u otras funciones: la fracción de cartón se reutiliza para convertirse en papel, que es el que nosotros empleamos y recomendamos”.

¿En qué benefician los baños secos?

Los baños secos reducen las emisiones de metano, un potente gas de efecto invernadero, que se produce en los sistemas de tratamiento de aguas residuales convencionales. Las bacterias de los excrementos humanos se descomponen y eso permite expulsar su metano, con un porcentaje de extracción del 60 por ciento de su biogás, según Xataca.

La descarga de un inodoro consume entre 7.5 y 26.5 litros de agua, según información de Fundación Aquae; además de que los inodoros convencionales representan aproximadamente el 40 por ciento del consumo total de agua. De modo que, los baños secos ayudan a disminuir la contaminación de cuerpos de agua como ríos, lagos y mares.

“Hay un ciclo del suelo que necesita que nosotros regresemos parte de lo que tomamos de ahí para que nos vuelva a producir alimentos sanos y no lo estamos haciendo; en lugar de mandarlos al suelo, los mandamos al mar, donde no hay un ecosistema que pueda reciclar el elemento y volverlo nutriente, al contrario, en el mar se vuelve una contaminación”, comentó la fundadora de WCEco.

Sin suficientes nutrientes en alimentos

Hay factores tan importantes como que, de 1950 a la fecha, nuestros alimentos nos nutren la mitad de lo que solían hacerlo en ese entonces. “Eso quiere decir que para que tu estés mediana- mente nutrida, necesitarías tomar el doble de alimentos; o sino lo estas haciendo, tienes un cierto grado de desnutrición. Eso se nota y se evidencia en las estadísticas de la Secretaría de Salud, indica que las dos enfermedades más prevalentes en México son la desnutrición y la obesidad”, puntualizó Jeinny. Pues sí, eso es lógico y todos esos nutrientes que nuestro cuerpo no está utilizando, no regresan a la tierra. De tal manera, cuando recuperamos alimentos de la tierra ya no tienen los nutrientes que necesitábamos, añadió.

Todo inició por el drenaje

Jeinny Solís es emprendedora ambientalista e ingeniera en Computación. En 2010, formó parte de una ecoaldea, donde utilizaban captación pluvial y paneles solares. Por esto, llegó un momento en que debían instalar baños secos, debido a que no había drenaje. Así creó el baño de sus sueños: práctico, bonito y limpio. Esta es la cuarta versión de este baño. Con este invento, participó en un foro internacional de bioconstrucción, en 2018. En voz de Jeinny, cinco años después, WCEco se convirtió en la empresa más grande de Latinoamérica que esta trabajando con baños secos.

Lee la versión en la revista digital.

TE PUEDE INTERESAR ♦ Rechaza Nochixtlán centro de residuos sólidos urbanos

Tags: