Tipo de búsqueda

...
Innovación

Iluminación urbana profesional, factor de innovación

iluminación urbana profesional


Si sales de vacaciones esta Semana Santa, encontrarás en las carreteras o caminos múltiples luminarios, ahí hay factores de innovación para una iluminación urbana profesional, donde la infraestructura mejores nuestra experiencia con la luz y ésta sea sustentable

Dentro del interesante mundo de la iluminación urbana profesional, existen diferentes tipologías de vialidades y de ópticas empleadas. Por ejemplo, vías principales y ejes viales, vías primarias y colectoras, o vías secundarias y locales. En cualquier caso, todo buen proyecto de urban lighting debe considerar los niveles de luminosidad según las características y normatividad de cada tipo de espacio, reconociendo cuáles son sus requerimientos y en consecuencia ofrecer las mejores soluciones a través de la ingeniería de los luminarios.

Tres tipos de vialidades

De acuerdo con Juan Carlos Laso, CEO del Grupo Construlita (enfocado en soluciones de iluminación profesional), en el caso de las carreteras y autopistas son tres las tipologías de vialidades y de ópticas que los proyectistas deben considerar:

  • Vías rápidas y de acceso controlado. Son vialidades de incorporación y desincorporación de las vías principales, que presentan dos o más secciones centrales y laterales en un solo sentido con separador central, y tienen accesos y salidas sin cruces.
  • Puentes y distribuidores viales. Infraestructura que conecta zonas estratégicas en una ciudad o estado, donde la iluminación aumenta la sensación de seguridad y facilita el flujo vehicular mediante guías de iluminación a baja altura.
  • Túneles y pasos a desnivel. También ayudan a conectar zonas estratégicas, pero de manera subterránea; al ser espacios naturalmente oscuros, requieren una alta visibilidad y confort visual.

Importancia de la normatividad

Al iluminar desde un pequeño pueblo mágico hasta una moderna autopista de peaje, desde el punto de vista arquitectónico lo que suele buscarse es que el diseño de iluminación destaque y respete el concepto del puente, túnel, vía rápida o distribuidor.

Pero a la par, hay algo incluso más importante a nivel de ingeniería con lo que se debe cumplir, que son las diferentes normativas y documentos que nos pueden orientar para elegir la solución de iluminación más adecuada.

Ejemplo de ello es el Manual de Iluminación Vial de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), descargable gratuitamente en el sitio web de la dependencia. El cual hace referencia a las metodologías de medición de las curvas fotométricas empleadas en la iluminación vial, según la Comisión Internacional de Iluminación. Por su parte, la Sociedad de Ingenieros de Iluminación de Norteamérica, IES por sus siglas en inglés, ha desarrollado un estándar de clasificación para el tipo de distribución fotométrica de los luminarios para exterior.

Para Laso, “una curva fotométrica es un diagrama o conjunto de datos que muestra la distribución de la luz emitida por una fuente de luz en diferentes ángulos. Se miden en candelas, que es una unidad de intensidad luminosa que refleja cuánta luz emite cierta fuente en una dirección particular, y son herramientas esenciales que proporcionan una representación visual y cuantitativa de la intensidad luminosa de los luminarios en distintas direcciones”.

En ese sentido, agrega Laso, “son fundamentales en la proyección e implementación de sistemas de iluminación vial, ya que permiten a los ingenieros o diseñadores evaluar y optimizar la eficacia y uniformidad de la iluminación en carreteras, calles y otros espacios públicos”.

TE PUEDE INTERESAR ♦3 Tendencias de iluminación que marcaron el año

Tags: