Tipo de búsqueda

Green & Smart Innovation Energy The GreenSide

Propiedad Industrial, factor clave en el campo de la energía

Propiedad Industrial

Octavio Espejo Hinojosa*

Desde el año 2012, se designó un día en especial para celebrar “El Día Mundial del Ahorro de Energía”, cuya fecha es el 21 de octubre. Esta fecha fue designada por el Foro Energético Mundial (World Energy Forum) con la idea primordial de cuidar nuestro planeta mediante el uso responsable y eficiente de la energía.

Estamos a punto a finalizar 2021, por lo cual es una buena oportunidad para reflexionar acerca de los hábitos de consumo y ahorro de energía, así como los medios tecnológicos y las fuentes mediante las cuales se genera, considerando que cerca del 50% de la energía se consume en dispositivos de calefacción y/o refrigeración.

Por este motivo, acciones simples como controlar el uso de la calefacción y aire acondicionado, desenchufar aquellos aparatos que no necesitan de conexión continua, no refrigerar alimentos todavía calientes y procurar descongelar los alimentos a temperatura ambiente, sin la utilización del microondas, parecen acciones básicas que aportan a la eficiencia energética.

Asimismo, otro tipo de cuidados como utilizar la luz natural mientras sea posible, desenchufar dispositivos o cargadores que no necesitemos, utilizar luminarias de bajo consumo y apagar luces o televisiones que no estemos utilizando, también aportan para este fin.

Ahora bien, complementariamente el desarrollo y protección de tecnologías de producción de energías alternativas, como la eólica, hidroeléctrica, mareomotriz, solar y biomasa, es otro de los caminos para reducir el impacto ambiental ocasionado por el uso de energías derivadas total o parcialmente de combustibles fósiles.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), “la innovación es la clave del fortalecimiento de la capacidad en materia de energía renovable en todo el mundo, abriendo la puerta a soluciones eficientes en materia de energía en todos los sectores y todas las etapas del ciclo de vida de la energía, como la generación, la transmisión y el almacenamiento”.

En este sentido, la Propiedad Industrial (PI) es la herramienta que tienen los innovadores para proteger nuevos desarrollos, a través de la cual se obtienen derechos que permiten capitalizar y defenderse de terceros.

En el campo de las patentes, el titular obtiene el derecho de impedir a terceros que fabriquen, usen, vendan, ofrezcan en venta o importen el producto patentado sin su consentimiento.

Si la materia objeto de la patente es un proceso, la patente confiere el derecho de impedir a otras personas que utilicen ese proceso y que usen, vendan, ofrezcan en venta o importen el producto obtenido directamente de ese proceso.

Es importante resaltar que no es necesario que la tecnología sea disruptiva en un campo tecnológico, los requisitos básicos para la obtención una patente son que la materia sea novedosa y que implique una actividad inventiva, esto último se sintetiza en que el desarrollo no sea obvio para un experto en la materia.

Por lo anterior, incluso pequeñas mejoras a tecnologías existentes que ayuden a una resolución más eficiente de un problema técnico son susceptibles de protección.

En el sector de las tecnologías relacionadas con la eficiencia energética el desarrollo global es notable. La clasificación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) identifica a la energía como uno de los campos que muestran mayor crecimiento en el desarrollo de nuevas tecnologías.

Cada año, la OMPI designa un eje conceptual sobre el cual versarán los esfuerzos de difusión de la PI. En 2020, el tema fue “Innovar para un futuro verde”, con la convicción que los derechos de PI pueden ayudar a conseguir una transición hacia una economía sostenible, segura, asequible para todos y con bajas emisiones de carbono.

Con estrategias hacia la sustentabilidad y la eficiencia energética, no solamente logramos el objetivo social de conservar los recursos naturales y frenar el Cambio Climático, sino que también se puede innovar hacia opciones económicamente atractivas.

Asimismo, es remarcable que la protección por medio de patentes permite al titular tener un mecanismo de defensa contra terceros que pretendan apropiarse de la tecnología que nos innovadores crearon.

De esta manera, la Propiedad Industrial se convierte en una herramienta fundamental para los innovadores en el campo del ahorro y uso eficiente de la energía.

*Octavio Espejo Hinojosa es socio de BC&B, cuenta con 16 años de experiencia en Propiedad Intelectual, y actualmente lidera la Dirección de Patentes y Tecnología de la firma.

TAMBIÉN PUEDES LEER: BACTERIAS, VIRUS Y PRODUCTOS QUE CONTAMINAN MENOS
Tags: