Tipo de búsqueda

Conoce 7 técnicas de cultivo sostenible

...
agua Alternativas Growth Innovación

Conoce 7 técnicas de cultivo sostenible

técnicas de cultivo sostenible


Hoy en día la agricultura sostenible se ha convertido en una prioridad urgente. Con la creciente conciencia de los desafíos ambientales y la necesidad de preservar nuestros recursos naturales, las y los agricultores están explorando técnicas de cultivo sostenible 

Integrar árboles en la agricultura

La agroforestería combina árboles y arbustos con cultivos agrícolas y/o ganadería en la misma área. Esto diversifica los productos de una granja y ofrece una serie de beneficios ambientales. Los árboles actúan como cortavientos naturales, ayudan a conservar el agua del suelo y proporcionan hábitats para la fauna silvestre.

Además, muchos cultivos agroforestales, como los frutos secos, pueden generar ingresos adicionales.

Diseñar ecosistemas sostenibles

La permacultura es un enfoque de diseño que se inspira en los patrones y características observados en los ecosistemas naturales. Los principios de la permacultura buscan crear sistemas agrícolas que sean autosuficientes, resilientes y armoniosos con la naturaleza. La diversificación de cultivos, la captura y almacenamiento de agua y la minimización de desechos son componentes clave de esta técnica.

Reducir erosión y mejorar sostenibilidad

Otra de las técnicas de cultivo sostenible es la agricultura de conservación. Se centra en mantener la integridad del suelo y reducir la erosión. Estrategias como la siembra directa, que evita la labranza excesiva del suelo con cultivos de cobertura ayudan a preservar la estructura del suelo y retener la humedad. Esta técnica no sólo protege la pérdida de suelo, sino que también contribuye a la captura de carbono, mitigando así el cambio climático.

Optimizar el espacio

En un mundo donde el espacio agrícola es limitado, la agricultura vertical ha emergido como una solución innovadora. Esta técnica implica el cultivo de alimentos en capas verticales, como estantes o torres. Con el uso de tecnologías como la hidroponía y la aeroponía, se pueden cultivar una variedad de productos sin necesidad de grandes extensiones de tierra.

La agricultura vertical reduce la necesidad de deforestación y minimiza la huella ecológica al acercar la producción de alimentos a las zonas urbanas.

Restaurar la Tierra

La agricultura regenerativa es una filosofía que va más allá de simplemente no agotar los recursos del suelo; busca activamente mejorar la salud del ecosistema agrícola. Algunas prácticas clave incluyen la rotación de cultivos, la incorporación de cultivos de cobertura y la reducción del uso de agroquímicos. Estas medidas no sólo preservan la fertilidad del suelo, sino que también promueven la biodiversidad y reducen la erosión.

Biofertilizantes y microorganismos beneficiosos

En lugar de depender de fertilizantes químicos, las y los productores sostenibles están recurriendo a biofertilizantes y microorganismos beneficiosos para mejorar la salud del suelo. Estos productos biológicos estimulan la actividad microbiana, promoviendo la descomposición de la materia orgánica y mejorando la disponibilidad de nutrientes para las plantas. Además, reducen la dependencia de insumos químicos, protegiendo así la calidad del agua y la biodiversidad.

Usar tecnologías de irrigación sostenible

La escasez de agua es un desafío global y la agricultura a menudo se ve afectada por la demanda creciente. El uso eficiente del agua es esencial en la agricultura sostenible. Tecnologías como la irrigación por goteo y la programación inteligente ayudan a minimizar el desperdicio de agua, garantizando que se utilice sólo la cantidad necesaria para el crecimiento de los cultivos. Además, la captura y almacenamiento de agua de lluvia son técnicas de cultivo sostenible cada vez más comunes.

TE PUEDE INTERESAR ♦ Exigen jóvenes defensores del clima priorizar al planeta en COP28

 

Tags:

También te puede interesar