Tipo de búsqueda

...
Sports The Art of Living

Lo que dejó el Super Bowl LVIII en materia ambiental y económica

Super Bowl


El Super Bowl LVIII, que disputaron Kansas City Chiefs y San Francisco 49ers en el Allegiant Stadium, tuvo un impacto económico de más mil millones de dólares para Las Vegas, según Axis

Además de ser un espectáculo de interés mundial, el Super Bowl suele ser un detonador para la economía de las ciudades sede, por ser un generador de ingresos en turismo, marketing y otros conceptos.

“El Super Bowl probablemente será una bendición para la economía local, ya que el gasto en turismo aumenta como resultado de los visitantes de todo el mundo que acuden en masa para ver el partido, ya sea en el estadio o en uno de los muchos bares, restaurantes o casinos”, comentaron Charlie Dougherty y Patrick Barley, economistas de Wells Fargo.

Para los expertos, la economía de Las Vegas ha hecho esfuerzos para diversificarse más allá del turismo, y apunta a convertirse en un centro de tecnología y servicios comerciales, sectores que han experimentado un fuerte crecimiento de la contratación recientemente, y que vieron una recompensa con este evento deportivo.

Los economistas de Wells Fargo recordaron que el sector de ocio y hotelería de Las Vegas pasó por un largo camino de recuperación por el COVID-19, que tardó para normalizarse hasta julio de 2023, mientras que la ocupación hotelera sigue sin alcanzar los niveles previos a la pandemia, pues la tasa promedio de 12 meses fue de 77.8 por ciento en septiembre de 2023, en comparación con el 81.3 por ciento del mismo mes de 2019.

Super Bowl, una garantía de éxito

Un estudio del L. William Seidman Research Institute at W.P. Carey School of Business, de la escuela Arizona State University, señala que el Super Bowl LVII que se llevó a cabo en Arizona, en donde los Chiefs vencieron a los Philadelphia Eagles, generó alrededor de mil 300 millones de dólares para la actividad económica del estado.

“Arizona obtuvo la mayor victoria en el Super Bowl LVII y el increíble impacto duradero en el estado no tiene paralelo“, dijo en su momento la gobernadora de Arizona, Katie Hobbs. “El mundo estaba observando a Arizona y, verdaderamente, cumplimos a lo grande. Espero que nuestro estado sea anfitrión de muchos más campeonatos exitosos y eventos importantes en el futuro, creando empleos y generando dinero de todo el mundo para continuar impulsando nuestra creciente economía”.

En 2023, el gasto por hogar registró aumentos significativos durante el fin de semana del Super Bowl, y los restaurantes y bares del área de Phoenix registraron un aumento promedio de 25.6 por ciento de visitantes por ese evento, de acuerdo con un reporte del Bank of America sobre el impacto de eventos en estadios.

Y para este domingo de juego, los especialistas previeron que Las Vegas tuvo un impacto económico de mil 100 millones de dólares, según datos de autoridades de visitantes y convenciones locales, así como de la firma de análisis Applied Analysis.

Sostenibilidad ambiental

El Super Bowl 2024 hizo historia en la sostenibilidad ambiental, ya que fue el primer evento de su escala alimentado completamente por energía renovable.

El encuentro, que se realizó en el Allegiant Stadium de Las Vegas,  fue iluminado por la energía proveniente de una granja solar ubicada en el desierto de Nevada.

El proyecto es resultado de un acuerdo de 25 años entre los Vegas Raiders y NV Energy, propietaria de la instalación, que tiene más de 621,000 paneles, capaces de abastecer a cerca de 60,000 clientes residenciales.

El techo del estadio, construido con un material plástico sostenible, permite la entrada del 10 por ciento de la luz natural bloqueando el calor solar, lo que reduce la energía necesaria para enfriar el edificio.

Aunado a lo anterior, el césped del campo se traslada al exterior mediante un sistema de rieles, evitando el uso de luces artificiales de crecimiento.

La iniciativa no sólo destaca por su magnitud, sino también por la integración de tecnologías sostenibles consideradas clave en la transición de la red eléctrica de Estados Unidos hacia un 100 por ciento de electricidad limpia para 2035, un objetivo de la administración demócrata.

Con información de Comercio y Justicia y El Diario NY

TE PUEDE INTERESAR ♦ Greentology edición 22 – febrero 2024

Tags: