Tipo de búsqueda

3 estrategias para transitar hacia una empresa sostenible

...
Empresas Finanzas

3 estrategias para transitar hacia una empresa sostenible

desconfianza hacia prácticas medioambientales de empresas


Transitar hacia una empresa sostenible no es solo una elección ética, es un movimiento estratégico. Las compañías que priorizan la sostenibilidad ganan resiliencia, confianza del cliente y viabilidad a largo plazo

En el panorama empresarial competitivo de hoy en día, la supervivencia y el éxito de cualquier empresa dependen de su capacidad de adaptación y transformación.

Transitar hacia una empresa sostenible requiere un enfoque totalmente integral que vaya más allá de una revisión tecnológica. Implica reevaluar todas las facetas de su negocio, desde la tecnología empleada hasta la forma en que opera su personal y la forma en que los clientes se relacionan con su marca.

En 2021, el Foro Económico Mundial (WWF) pronosticó que el valor añadido por las transformaciones digitales en todas las industrias podría superar los 100,000 millones de dólares para 2025. Lo que pone de relieve el inmenso potencial para las organizaciones que navegan con éxito por estos cambios.

Opinión del consumidor frente al cambio climático

Para poner en marcha esta transformación, las empresas necesitan un plan estratégico que tenga en cuenta los avances tecnológicos, las cambiantes expectativas de los consumidores y la evolución de la dinámica del mercado.

Uno de los mayores impulsores del mercado, según información de ClimateTrade, es el comportamiento del consumidor en respuesta al cambio climático.

Un informe reciente de McKinsey encontró que “los productos que hacen reclamaciones relacionadas con ESG promediaron un crecimiento acumulativo del 28% en el último período de cinco años, frente al 20% para los productos que no hicieron tales afirmaciones”.

El informe continúa compartiendo que en el pasado la forma en que los consumidores se han sentido sobre las afirmaciones sociales y ambientales no siempre ha sido clara, pero esto está cambiando. Cuando se les preguntó a los consumidores si se preocupaban por comprar productos ambiental y éticamente sostenibles, respondieron abrumadoramente que sí. En una encuesta de opinión de los consumidores de McKinsey en EE. UU. de 2020, más del 60% de los encuestados dijeron que pagarían más por un producto con un embalaje sostenible.

Innovación y demanda ecológica

Transitar hacia una empresa sostenible se trata de adoptar una mentalidad que valora la innovación, además de centrarse en lo que los clientes realmente quieren. Cuando se combina la demanda ecológica con los últimos avances tecnológicos, existe la oportunidad de convertirse en un líder en la industria.

En tanto, para las empresas consolidadas que navegan por las agendas futuras, forjar modelos de negocio exitosos requiere priorizar la sostenibilidad y el servicio a los clientes conscientes del clima como componentes centrales de sus estrategias. Esto implica aceptar un compromiso con la responsabilidad ambiental. Además de la diversificación de las ofertas de productos, la entrada en nuevos mercados y la adopción de modelos de negocio más efectivos se convierten en aspectos integrales para mantenerse por delante de la competencia.

Huella ambiental positiva

Estamos a punto de terminar el año más caluroso de la historia, las empresas deben considerar el impacto de sus operaciones en el planeta. Cambiar el enfoque de las ganancias al planeta no solo es moralmente importante, sino que también es una decisión comercial estratégica.

De ahí que en ClimateTrade tiene un conjunto de soluciones de tecnología climática 360 que proporcionan una forma práctica para que las empresas midan y compensen su huella de carbono. Tienen uno de los directorios más grandes del mundo de proyectos de acción climática, donde incorporan las últimas metodologías de captura de carbono.

TE PUEDE INTERESAR ♦ Cadena de suministro verde, una ventaja decisiva para empresas

 

Tags: