Tipo de búsqueda

Conoce 10 efectos peligrosos del aire acondicionado

G 360° Health

Conoce 10 efectos peligrosos del aire acondicionado

aire acondicionado

Nadie puede negar la satisfacción que nos genera el aire acondicionado, sin embargo, hay estudios que han demostrado que quienes se exponen por tiempo prologando a su efecto recurren más al médico

Los expertos comentan que si bien el aire acondicionado es necesario, sobre todo en zonas donde el calor agobia, las personas deberían tener en cuenta que su uso prolongado es dañino para la salud. Entre otras cosas, porque se crea un ambiente artificial que desequilibra las condiciones termohigrométricas (temperatura, humedad y ventilación) que nuestro cuerpo y organismos acepta.

Se debe considerar además que los clorofluorocarbonos (CFC) y los hidroclorofluorocarbonos, empleados por la industria de enfriamiento son contaminantes. Actualmente, se utilizan como alternativa los hidrofluorocarbonos (HFC) que aunque no causan el mismo daño a la capa de ozono que los CFC; pero que los químicos tienen un potencial de calentamiento cientos a miles de veces mayor que el del CO2.

Por ello, el uso creciente de dichos químicos es motivo de preocupación. A continuación se enlistan los efectos perjudiciales que ocasionan.

Deshidratación

Las tasas de deshidratación son más altas en las habitaciones con aire acondicionado, debido a que el aire aspira demasiada humedad en la habitación y la temperatura se ajusta demasiado baja, lo cual genera la sensación de frescura y se evita tomar agua.

Dolores de cabeza

Se causan migrañas o dolores de cabeza cuando los niveles de calidad del aire interior bajan, también como efecto de la deshidratación, así como por estar en una habitación o edificio durante un largo periodo.

Problemas respiratorios

El aire frío conlleva síntomas respiratorios que afectan como en efecto domino otras partes internas de los ojos, nariz y garganta. Como es la vía aérea por debajo de las cuerdas vocales, además de irritar la mucosa bronquial y generar obstrucción nasal, garganta seca o incluso rinitis.

Por ejemplo, según un estudio reciente, 28% de los que estaban en edificios con aire acondicionado experimentaron rinitis, en comparación con apenas el 5% de los que estaban en edificios ventilados de forma natural. En tanto que el 35% de las personas que vivían en espacios con aire acondicionado tenían obstrucciones nasales, frente al 9% en edificios con ventilación natural.

Asma y alergias

Si no se realiza un mantenimiento y limpieza de los filtros del aire acondicionado puede empeorar las alergias e incluso el asma. Esto gracias a la gran cantidad de desencadenantes y microbios. En consecuencia, es recomendable cambiar el filtro todos los años o darle el mantenimiento programado por el fabricante.

El letargo

Las investigaciones indican que las personas que viven en edificios con aire acondicionado se quejan más de letargo. Lo cual es casi tres veces más probable respecto a si se encuentran en un espacio naturalmente ventilado. En consecuencia, el aire acondicionado podría ser el culpable de la pereza y lentitud inexplicable.

Piel seca

Durante el verano, el exceso de aire acondicionado combinado con la exposición al sol puede producir picor y resequedad en la piel. Según los investigadores, el nombre para los síntomas de los problemas de salud que se relacionan con el edificio, se llama el “síndrome del edificio enfermo. Este problema se amplifica con el uso del aire acondicionado dado que circula el mismo aire por un espacio de forma repetitiva lo que significa que cada vez es más probable que se inhale algo no deseado.

El ojo seco

El ojo seco puede arder, picar y causar irritación. Incluso puede ocasionar que la visión se vuelva un poco borrosa. El problema parece empeorar cuando pasan largas horas en un espacio con aire acondicionado.

Enfermedades infecciosas

A causa del daño a las mucosas, la ausencia de un moco protector adecuado, el cuerpo se se vuelve más vulnerable al ataque de un virus. Se ha identificado que microbios como la bacteria que causa los brotes de legionelosis, prosperan en los sistemas artificiales de suministro de agua, así como en sistemas de aire acondicionado.

Sudoración y reacción vagal

La reacción vagal sucede cuando alguien se desmaya al reaccionar de manera desproporcionada a ciertos factores desencadenantes. En este caso, se puede suscitar por el cambio de ambiente, al cambiar de un aire frío a uno caliente o viceversa. Es una respuesta exagerada del sistema nervioso autónomo, que se manifiesta en una sensación de mareo y sudoración.

Contracturas musculares

El cuerpo es muy sabio y no puede adaptase al contraste de un ambiente creado artificialmente. Ante esto es importante que la piel y la musculatura no reciban el chorro directo de aire frío, dado que el cuerpo reacciona provocando una brusca contracción muscular. De ahí que pueda provocar desde tortícolis hasta parálisis faciales.

TE PUEDE INTERESAR ♦Instalan en Nuevo León máquinas expendedoras que generan agua del aire

 

 

 

 

 

 

Tags:

También te puede interesar