Tipo de búsqueda

¿Cosechar la lluvia? ¿Eso es posible?

...
agua Hidráulica

¿Cosechar la lluvia? ¿Eso es posible?

cosechar la lluvia


Las fuentes de agua que abastecen al país son finitas y si no las cuidamos más temprano que tarde se acabarán. Esto hará más difícil la subsistencia para las próximas generaciones. ¿Sabías que puedes cosechar la lluvia? Aquí te decimos de qué se trata

La Ciudad de México ha vivido a lo largo de su existencia una paradoja hidráulica. Ubicada en una zona lacustre ha sufrido inundaciones endémicas que deben ser desalojadas por medio de obras monumentales de ingeniería, como el Tajo de Nochistongo y diversos túneles emisores que llevan el agua a Municipios y estados vecinos.

Las fuentes de agua que abastecen a la Ciudad de México son finitas y presentan serios problemas. Los mantos acuíferos han sido sobreexplotados; ya que la extracción de manantiales y pozos es mayor que la recarga; y los bosques han ido desapareciendo o deteriorándose. Eso ha disminuido la cantidad de agua que se filtra al subsuelo.

Se estima que por cada hectárea de suelo que se urbaniza al sur de la Ciudad de México la recarga de agua se reduce en 2.5 millones de litros de agua al año. Si bien la población de la Ciudad de México se ha estabilizado, la demanda de agua aumenta. Ello se agrava porque la población no cuenta con hábitos de reúso y moderación en su consumo. Por otro lado, existe una alta inequidad en el acceso al vital líquido.

En promedio la ciudadanía consume 320 litros por día. Pero hay zonas, como la alcaldía Miguel Hidalgo, que recibe 500 litros al día mientras que, en el oriente de la ciudad, donde habitan grupos desfavorecidos socialmente. Este volumen puede ser de menos de 20 litros al día.

En la Ciudad de México hay una temporada de copiosas precipitaciones. Por ello, es buena idea reaprovechar el agua de lluvia que se presenta entre los meses de junio y noviembre. La cosecha de lluvia es una oportunidad para atender parte de las necesidades de las personas que viven en la Ciudad de México. E incluso de quienes viven en otras zonas y tienen temporadas de precipitaciones largas e intensas.

Cosechar la lluvia recupera el agua

La captación o cosecha de agua de lluvia es la acción de colectar, conducir, almacenar y tratar el agua que se precipita a la superficie terrestre para su uso o consumo. Es una práctica empleada en diversas partes del mundo desde tiempos prehistóricos y permite establecer un punto de abasto en cualquier sitio donde llueva.

Cosechar la lluvia es una oportunidad de recuperar el agua. Y con ello contribuir a resolver el problema del abasto del agua de uso doméstico entre seis y ocho meses del año.

Para proyectos de mayor tamaño, los sistemas de cosecha de lluvia deben apegarse a las normas vigentes y a los lineamientos técnicos específicos de su entidad. En el caso de la Ciudad de México deben atender a la Guía Técnica para la Elaboración de Sistemas Alternativos.

En la Ciudad de México la cosecha o captación de agua de lluvia es obligatoria desde el año 2003 en todas las nuevas edificaciones de tipo B y C que varían en su superficie de construcción entre 5 000 m2 y 10 000 m2.

Con información del Manual para instalar un sistema de captación pluvial en tu vivienda.

TE PUEDE INTERESAR ♦Las empresas sí pueden operar sin dañar el agua y el medio ambiente: WESS 2023

Tags: